Blog
22 Marzo 2017
/

Calendario 2017

Kilian Jornet tiene prevista mucha actividad para esta próxima temporada. Lejos de aflojar, lejos de querer estarse quieto, el atleta de la Cerdanya afronta unos meses donde la polivalencia y el cambio de entorno serán sus mantras vitales. En el menú del verano habrá de todo. Desde expediciones al Himalaya hasta carreras de trail por el Pirineo, pasando por proyectos personales y participación en grandes clásicas del trail running.
 
A mi me gusta la polivalencia, y esta temporada pinta muy bien porque tendremos un poco de todo. Desde el gran proyecto del Everest hasta carreras de trail, pasando por proyectos personales de alpinrunning. Sigo motivado como el primer día, así que tengo muchas ganas de ver qué pasará en esta temporada”, explicaba Jornet
 
El Everest, en primavera y con la experiencia de 2016
 
El gran objetivo de este año seguirá siendo, como en 2016, la tentativa de ascenso al techo del planeta. El Everest será la cima que cerrará el proyecto Summits of My Life, que desde 2012 le ha llevado a establecer récords de ascenso y descenso en montañas alrededor del mundo.
 
En 2016, la meteorología impidió a Jornet y a su equipo intentar el ascenso, así que volverán a intentarlo, pero cambiando de temporada. Así, en vez de viajar al Himalaya a finales de verano, el equipo lo hará en primavera, según explicaba Jornet: “Queríamos viajar en agosto porque el año pasado nos gustó la experiencia y las condiciones, pero no será posible por tema de permisos. El año pasado aprendimos muchas cosas que esperamos poder poner en práctica este año, seguro que será una gran experiencia”.
 
Trail running: asalto a las clásicas
 
A la vuelta del Everest, sea cual sea el resultado, Jornet afrontará un verano lleno de carreras. Tal y como explicaba: “Nunca he perdido la motivación por competir, pero es cierto que en los últimos años el resto de proyectos me había dejado poco tiempo. Las carreras sirven de motivación para entrenar y dar lo mejor de nosotros en un día, así que tengo previsto participar en algunas durante este verano”.
 
Su primer objetivo es la Marathon du Mont Blanc, en Chamonix, y según explicaba: “Es una carrera que no tengo claro si podré ir, porque dependerá de como volvamos del Everest, pero a la que si puedo iré, porque me gusta la carrera y el ambiente”. Después de la cita en los Alpes, Jornet no quiere perderse la carrera que le ha coronado en las tres anteriores ediciones; la Hardrock. La mítica carrera americana es para Jornet: “La mejor ultra en la que he participado, tanto por el recorrido como por el ambiente. Es una carrera que siempre me gusta repetir”. En agosto vuelve la Tromsö Skyrace, carrera de la cual es coorganizador y donde Jornet no llevará el dorsal puesto sino que formará parte del comité organizador.
 
Al final del verano es cuando se prevén los platos fuertes de la temporada. Por un lado, Kilian Jornet figura entre los participantes de la Ultra Trail du Mont Blanc. En la carrera por excelencia, Jornet espera poder librar una bella batalla con los mejores corredores del mundo, tal y como explicaba: “Hace muchos años que no corro la UTMB y este año tengo ganas de volver porque parece ser que habrá mucho nivel. Hay pocas veces que se encuentre una carrera con tal densidad de corredores de élite, por lo que puede ser un espectáculo bonito en una ultra rápida como es UTMB”.
 
Por otro lado, Jornet no quiere perderse la Salomon Ultra Pirineu: “Es la carrera de casa, donde empecé a correr y donde siempre me emociona volver, el ambiente allí es muy especial”. Entremedio, el de la Cerdanya viajará a Escocia para participar en la Glen Coe, una carrera extrema que explica: “Mi compañera Emelie la corrió hace dos años y me dijo que tenía que ir, por la parte salvaje y técnica. Veremos qué pasa y qué nos deparan las montañas de Escocia”.
 
Proyectos personales: la motivación de salir a la montaña
 
Entre las carreras de la temporada, a Kilian Jornet todavía le sobrará tiempo para atacar algunos proyectos personales. Alguno está todavía por definir, pero a Jornet le gustaría poder entrar a formar parte del Bob Graham Round Club. Entrar en este club no es fácil, pues primero hay que completar una vuelta a través de 42 colinas en la región del Lake District, en el Reino Unido, recorriendo un total de 119km y 8.700m de desnivel positivo.
 
Para ser aceptado en el club hay que hacer la vuelta en menos de 24h, y el récord actual lo sustenta Billy Bland con un tiempo de 13h53’.
 
Además de la Bob Graham Round, Jornet tiene previsto un proyecto de alpinismo en el Himalaya antes del Everest. Junto a su compañera Emelie Forsberg, el dúo se planteará un proyecto alpinístico en el Himalaya en un estilo minimalista y ligero, siguiendo la manera en que suele ir a la montaña.