Blog
28 Juny 2010
/

WS 100

Son las 5 de la mañana cuando se da el tiro de salida de la WS100, aún es de noche cuando un pequeño pelotón de 400 corredores, empezamos sin calentamiento a atacar directamente las pendientes de la estación de esquí de Squaw Valley, el ritmo de la salida es lento y nadie quiere tirar demasiado en una de las pocas subidas de esta carrera, así que nos juntamos un grupo con Roes, Anton, Hall y yo para marcar el ritmo.

El sol empieza a salir y aprovecho los segundos de ventaja para girarme a mirar por ultima vez la salida del sol detrás del Lago Tahoe, esta región de la Sierra Nevada Californiana tiene unos colores increíbles al despertar, tonos ocres, rojos, verdes se mezclan para dejar pasar el caluroso día que nos esperaba.

Empieza la bajada y cada vez nos juntamos más corredores, hasta ser un grupo de diez hasta llegar a Duncan Canyon, Allí empieza una pequeña subida donde nos vamos por delante Anton, Roes y yo. Tras travesear algunas clapas de nieve llegamos a Robinson Flat, donde empieza una larga bajada - llano, me sorprende como no se paran en los avituallamientos ni un segundo Roes y sobretodo Anton, llevan un paso constante, al entrar al control, hacen llenar las botellas (una para refrescarse y la otra para beber) y siguen sin parar a comer ni beber, la verdad es que se aprende mucho corriendo al lado de dos expertos en 100 miles!

Después de Last Chance llegan los canyones, dos toboganes de unos 200-300m de desnivel con fuertes pendientes, y es allí donde decido hacer un cambio de ritmo, acostumbrado a las carreras de aquí, donde es un cambio de ritmo constante (subidas, bajadas, llanos, técnico, andar...) las carreras americanas son mas bien coger un ritmo constante y mantenerlo, lo que al cabo de unas cuantas horas empieza a ser monótono y aburrido mentalmente. Salgo corriendo en la bajada y Anton me sigue a un centenar de metros, mientras Roes se queda detrás, siguiendo su ritmo. Al avituallamiento al final de la subida, me paro a comer y beber un poco y al llegar Anton, sin parar!! salgo junto a el y seguimos corriendo juntos hasta la milla 80.

Entretanto, llegamos a Foresthill, donde nos esperan nuestros Pacers, en mi caso Rickey Gates, un excelente corredor de montaña (4º en Sierre Zinal 09) Empieza a hacer mucho, mucho calor, las temperaturas deben estar alrededor de los 43º y el agua que nos echamos por encima, los cubitos de hielo debajo de la gorra no parecen suficientes. Seguimos los 4 ,Anton sigue con su ritmo, siempre con el mismo paso corto pero super eficiente, y su pacer, Rickey y yo, que en este momento es cómodo seguir este ritmo y guardo cartuchos para el final...Tras una larga zona de llaneo al sol, llegamos al cruce del rio, donde este año, por gran cantidad de agua, la organización ha decidido poner barcas para cruzarlo. Cogemos una barca para los 4 y a la otra orilla nos tiramos al agua para refrescarnos. empezamos una suave subida por una pista para llegar al avituallamiento. Vamos andando, y empiezo a notar calambres en las piernas, es la primera vez que me viene un calambre y la verdad es que es un dolor no muy agradable...Al llegar al avituallamiento, me estiro para refrescarme y beber. Anton sigue sin parar, es impresionante.

Allí sigo con el otro Pacer, Jorge Pacheco, un grandísimo corredor Mejicano afincado en Los Angeles desde hace tiempo, ganador, entre otras, de 2 veces la Badwater. Empiezo a correr, me siento bien, pero las piernas no quieren obedecer, al alargar el paso, las rampas vuelven, se bloquea el quadriceps, y me deja la pata como un palo, se bloquea el gemelo y no me permite flexionar el pie, y...al suelo! Paramos un par de veces, Jorge me estira los músculos para intentar relajarlos, pero al estirar uno se enrampa el antagonista...hasta para mear se me enrampan los aductores!! Entremedias nos pasan Roes y su Pacer como un tiro! Han metido un acelerón impresionante!! lo seguimos unos metros hasta que las piernas nos vuelven a nuestro sitio. Paramos 20 minutos en un avituallamiento para masajerar, comer, beber sales, sodio, potasio...a ver si se pasa, pero a la que vuelvo a acelerar el paso, vuelven las rampas, y al suelo...Suerte que está Jorge a mi lado animando y diciendo que no queda tanto (solo 15 millas!) para llegar, eso me da la fuerza necesaria para no tirar la toalla, para seguir andando, para llegar a Aubrun.

Así seguimos a una velocidad lenta que permiten las piernas sin enramparse hasta que a 2 millas para la llegada nos pasan como un cohete Nick Clark y su Pacer, intento seguirlo en la subida, bien, subiendo almenos puedo guardar el mismo paso que en el llano sin enramparme, pero al llanear se van un centenar de metros. Jorge se vuelve loco animando, no para de gritar: Tu puedes, están allí, tienes más fuerza, los alcanzas!!! y por Jorge, por intentarlo, llegamos a alcanzarlos. Las rampas aparecen, pero al ser asfalto, se puede seguir sin peligro, a una milla de la llegada seguimos los 4 lado a lado, dando nuestro máximo.

A 800 metros de la llegada, acelero un poco el ritmo, vamos a 17 km/h y Nick se queda unos metros..10, 20, 30...40...un acelerón más para coger unos metros más de ventaja y llegar al estadio con un "poco" de seguridad. Esta última vuelta me hace saborear esta carrera, este resultado, han sido unas últimas 20 millas muy, muy duras, sin duda, las 20 millas más duras de mi vida. Y al llegar al estadio de Aubrun la satisfacción es máxima.

Roes ha ganado pulverizando el antiguo record de Jurek Scoot, ha hecho un carrerón, siendo muy regular y haciendo unas últimas 40 millas como un rayo, En el UTMB seguro que va a estar delante!

Al llegar, directo al suelo, y tras una analítica, los médicos de carrera me alertan de mis niveles de sodio. Aunque muchos, y yo en algunos momentos, pensábamos que serían los kilómetros de la Transpirenaica los que pasarían factura, no fueron esos, sino las temperaturas en las que estuvimos. Hemos aprendido que par venir a correr en los US hay que entrenar en calor, y en Piris o Alpes no hace calor...a no ser que busquemos una sauna con una bici estática! y que 20km sin beber a 20º no són lo mismo que 20km a 40º...después de aprender mucho de la forma de correr de Roes y sobretodo Anton, espero poder recuperar bien de esta carrera y aplicarlas, ya algunas al utmb este año, y seguro, el año siguiente, con una preparación para la WS...

De momento, para recuperar, Carretera y Manta. Salgo hoy de San Francisco para coger el avión en 15 días en Denver...por el camino están Yosemite, Whitney, Death Valley, las Vegas, Gran Canyon, Moab, Boulder...pero ningún plan a seguir...espero llegar al avión para volar a la Olla de Núria!!