Blog
10 Setembre 2009
/

Kilian Jornet entra en la leyenda del Ultra Trail del Mont Blanc

Segunda participación en la carrera de trail más importante del mundo (166 kilómetros y 9.600 metros de desnivel positivo) y segunda victoria consecutiva. Y todo con 21 años, lo que añade al hito un récord de precocidad. El atleta del Salomon Santiveri Outdoor Team Kilian Jornet ha entrado hoy, a las 16:03 horas, en la leyenda del The North Face Ultra Trail del Mont Blanc junto a un histórico como Marco Olmo tras revalidar la victoria que ya conquistó el año pasado en Chamonix con un tiempo de 21h.33’18’’. Si en el 2008 su llegada a meta fue la gran sorpresa, este año el de la Cerdanya estaba en todas las quinielas y partía como el principal rival a batir por los 2.500 participantes que tomaron la salida el viernes, la mayoría de los cuales no completarán el recorrido hasta mañana. FRANCE - ADVENTURE - TRAIL - MOUNTAINS - SPORT
Las malas condiciones meteorológicas, especialmente adversas por la noche, han impedido a Kilian bajar la plusmarca de la prueba que él mismo firmó el año pasado (20h.59’). Sin embargo, se ha vuelto a mostrar intratable con sus perseguidores. El primero de ellos, el francés Sébastien Chaigneau, ha llegado a una 1h.03’ de Kilian y el segundo, el japonés Tsuyoshi Kaburaki, a 1h.14’.
Por su parte, el también atleta del Salomon Santiveri Miguel Heras ha abandonado la prueba después de completar unos 90 kilómetros en los puestos de cabeza después de ceder mucho tiempo tras perderse con un compañero por una confusión en el recorrido (la organización no había retirado la señalización de otras de las pruebas). “Al principio me ha dado mucha rabia pero ahora ya pienso en volver el próximo año”, decía Heras, que debutaba en la prueba. La representante femenina del Salomon Santiveri, Mònica Aguilera, se mantenía en tercera posición a media tarde.
Kilian Jornet: “Este año las condiciones meteorológicas han sido terribles”

Kilian_avituallament
“Este año he podido disfrutar mucho más la llegada y festejarlo con el público”, decía Kilian pocos minutos después de completar cuatro maratones seguidos dando la vuelta al Mont Blanc. Y para ellos, para el público, fue el primer saludo del bicampeón, que este año llegó a meta “muy bien de piernas, al final he podido apretar. He tenido sólo una contractura y no sé si es del esfuerzo o de la caída”. Kilian se golpeó el muslo derecho a mitad de recorrido tras resbalar y darse con una piedra.
“Las condiciones meteorológicas han sido terroríficas. Muy duras. Hemos tenido niebla de noche y en las bajadas con el frontal no veías nada y desde La Fouly (Km. 108) también lluvia y un viento muy fuerte. Todos hemos sufrido mucho”, aseguraba Kilian que impuso un fuerte ritmo desde el primer kilómetro y a partir del kilómetro 30 marchó solo en un viaje que, dice, volverá a repetir: “En un futuro próximo seguro que volveré. El ambiente de esta carrera es espectacular”. De ahí su primer saludo en forma de reverencia al público nada más cruzar la meta.